Alcaldía de Floridablanca, Santander

bersoahoy también ahora en video para ofrecer información a los colombianos en cualquier parte del mundo.
Entre Aquí: en Bersoa Tv >


Google+ Seguidores

martes, 28 de abril de 2009

Trabajadores bananeros de Urabá amenazan con paro

Conflicto laboral en Urabá: Entrevista a Guillermo Rivera, Presidente de SINTRAINAGRO


ENS, Medellín, abril 24 de 2009
Entre hoy y el 4 de mayo podría declararse la hora cero para el inicio de la huelga en la zona bananera de Urabá, luego de que el pasado miércoles la votaran por unanimidad más de 14 mil trabajadores que acudieron a las urnas en las 280 fincas de la zona (el 99.37% de los votantes).

Pero pese a tal decisión, las conversaciones entre el sindicato y los empresarios no se han detenido. Hoy viernes continuó la negociación del pliego de peticiones en cuestión y ambas partes han manifestado la voluntad de llegar a un acuerdo antes de que el Comité de Huelga del sindicato determine la hora cero.

Para medir el pulso de estas negociaciones y el ambiente en que se desenvuelve el conflicto, la Agencia de Información Laboral de la ENS entrevistó a Guillermo Rivera, presidente de Sintrainagro, el sindicato de industria que aglutina a los más de 16 mil trabajadores del banano en Urabá:

* AIL: En este momento, y tal como están las cosas, qué le podría decir usted a la opinión pública, ¿habrá o no habrá huelga en Urabá?
G.R: Lo primero que tenemos para decir es que en Sintrainagro no estamos empañados en hacer la huelga porque sí. Por eso seguimos en la mesa de negociación exigiéndoles un compromiso serio a los empresarios, porque éstos nunca hicieron propuestas serias en la etapa directa de negociación. Tal vez porque estaban convencidos de que los trabajadores iban a votar por Tribunal de Arbitramento, y esa opción apenas sacó 14 votos, contra más de 14 mil que votaron la huelga. Pero si los empresarios se radicalizan y no presentan propuestas serias, pues simplemente fijamos la hora cero, y ya en medio de la huelga podemos seguir negociando hasta llegar a un acuerdo.

* ¿Por qué no aceptan ustedes el Tribunal de Arbitramento?
Porque en un tribunal los trabajadores quedamos totalmente en desventaja: dos contra uno. Por eso al ver que los trabajadores votaron la huelga y no el tribunal, los empresarios quedaron frustrados, e incluso asustados. Antes habían hecho una campaña en los medios de comunicación, regaron panfletos en las fincas invitando a los trabajadores a no respaldar la huelga, y hasta los halagaron. Pero de nada les sirvió, por eso nos volvieron a llamar a negociar. Ahora les quedan dos opciones: presentar propuestas serias, o soportar la huelga; que entre otras les queda muy difícil sostener, porque tienen muchas circunstancias en contra, están en situación de desventaja. Por eso creo que es posible que en los próximos días lleguemos a un acuerdo.

* Cómo así que están en situación de desventaja. ¿Con una huelga quién pierde más, los trabajadores o los empresarios?
Perdemos los dos, pero más ellos. Los trabajadores no tenemos mucho que perder porque lo único que tenemos es la fuerza de trabajo, que la vendemos todos los días, y cuando no la vendemos pues no se nos pierde. Los trabajadores en Urabá hemos hecho huelgas hasta de 45 días, y hemos aguantado. En cambio los empresarios deben estar más preocupados porque perderían no sólo los activos que tienen en las plantaciones, sino también los clientes extranjeros. En este momento hay un alto consumo de banano en Europa, y Ecuador y Costa Rica están pendientes de que haya huelga en Colombia para coger los mercados que dejen de atender los comercializadores de Urabá, que después tendrían que vender más barato para poder recuperar los clientes. Además, una huelga ahora les caería en el peor momento.

* ¿Por qué?
Porque en este momento tienen muy buena producción, el dólar está a buen precio, es excelente la cotización de la fruta en el mercado, y tienen buenos clientes en Europa, que no les conviene perder.

* ¿Qué apoyos han recibido para enfrentar la posible huelga?
Nosotros no estamos solos en esta lucha. Aparte del respaldo de nuestros propios trabajadores, tenemos todo el apoyo del sindicalismo nacional. Por primera vez el Comité Ejecutivo Nacional de la CUT hace presencia en Urabá, brindando su solidaridad.
Tenemos también el respaldo de la UITA, que es una organización mundial a la cual está afiliada Sintrainagro, que tiene más de 28 millones de afiliados en 128 países, y todos esos trabajadores internacionalmente están a la expectativa de lo que pase en este conflicto para prestar la solidaridad. Además esta semana hubo una reunión con todos los entes de las fuerzas vivas de la región, más de 200 personas del comercio, el transporte, el sector educativo, las alcaldías, los concejos municipales. Fue un foro donde explicamos nuestra situación, y todas esas organizaciones se comprometieron a brindar el apoyo y la solidaridad, porque este es un sindicato muy compenetrado con la comunidad de Urabá.
El Alcalde de Apartadó anunció que junto con otros representantes de esas fuerzas vivas van a tener este viernes una reunión con el Ministro de la Protección, y uno de los puntos es exigirle al gobierno respeto a los derechos laborales de los trabajadores bananeros.

* Sobre el tema del pliego de peticiones, ¿un aumento salarial del 15%, no es muy alto?
Es un techo para la negociación, no es una camisa de fuerza. Estamos dispuestos a discutirlo, pero siempre y cuando los empresarios hagan una propuesta seria, porque hasta ahora lo que nos han propuesto en el tema del salario no lo es; está desenfocado para las necesidades y las jornadas de los trabajadores bananeros. El cálculo sobre el IPC sirve para trabajadores de las ciudades que laboran jornadas de 8 horas diarias, pero aquí en Urabá muchos trabajan 10 y hasta 14 horas al día.
Un obrero bananero se levanta a las 4 de la mañana para coger un bus y después le toca caminar hasta una hora para llegar a su lugar de trabajo. Termina a las 6 o 7 de la noche y llega a la casa a las 8 o 9. O sea que termina trabajando jornadas muy largas, por lo que no es justo un aumento con base en el IPC. Además en una zona de ésta, donde no hay control de la canasta familiar y los productos son más caros que en las ciudades, el aumento que proponen no es serio para los trabajadores. Por eso pedimos un aumento salarial del 15% para el primer año, y el IPC más 5 puntos para el segundo.

* Lo del bono de $600 mil para cuatro años tampoco les gusta ni poquito, ¿por qué?
Porque eso es cambiar el modelo de incremento salarial, eso no constituye salario, ni se contabiliza para las prestaciones sociales. Y así queda reducido a un bono de solidaridad, y los trabajadores no estamos pidiéndoles solidaridad a los empresarios. Estamos exigiendo un aumento salarial serio; y si eso nos lleva a la huelga, pues a la huelga vamos, porque no vamos a aceptar un bono de incremento salarial para los trabajadores.

* El tema de la contratación con terceros es también un asunto crítico en las negociaciones…
En la discusión de ese tema nos gastamos los 20 días de arreglo directo, porque los empresarios querían que los trabajadores nos solidarizáramos con ellos y les ayudáramos a sobrellevar la crisis económica mundial, que dicen que los está afectando.
Querían cambiar el sistema de contratación, que aceptáramos una jornada, no de 48 horas como está estipulado en la convención colectiva, sino indefinida. Argumentan que, como el trabajo en el banano es a destajo, la ley permite la jornada indefinida. Desde hace 10 años nuestra convención estipula contrato a término indefinido, con jornadas especiales para labores coyunturales que se presenten en las empresas. También querían meternos las famosas cooperativas de trabajo asociado y contratistas para hacer labores permanentes en las fincas. Pero nosotros no aceptamos ni siquiera discutir eso. Al final desistieron y aceptaron dejar la convención tal como está en materia de contratación y jornadas laborales. Ese punto ya quedó claro y fue el único que logramos evacuar en la etapa de arreglo directo.

* Hay en la zona muchos trabajadores incapacitados por causas de accidentes o enfermedad profesional. Frente a ese tema, ¿qué plantea el sindicato?
Ese punto está en discusión en el pliego, pero los empresarios no quieren comprometerse. Dicen que la relación laboral con esos trabajadores ya no existe y por tanto no tienen ninguna obligación. Y nosotros les decimos que sí tienen un compromiso con esos trabajadores, porque ellos no tienen la culpa de que hubiera empresarios que en el pasado no les cotizaron al Seguro Social, y por eso ahora no llenan los requisitos para una pensión por invalidez o vejez. Esa petición está en el pliego, y sabemos que no va a ser fácil lograrla, pero alguna cosa tendremos que hacer para ayudarles a esos compañeros que tienen esa dificultad.

* Finalmente, una novedad en el pliego es la creación del Fondo de Reparación de Víctimas de la Violencia. ¿Van a insistir en ese punto?
Insistiremos porque es importante. Desde la década de los años 80 a esta parte tenemos en el eje bananero de Urabá más de 800 trabajadores asesinados; y las viudas y huérfanos están en una situación de miseria, sin vivienda, sin educación, sin salud. El sector ganadero creó un fondo y una corporación para ayudar a reparar a las víctimas de la violencia en su sector. Nosotros creemos que los bananeros deben hacer lo mismo. Nosotros creemos que esos obreros que lucharon durante 20 años en las plantaciones bananeras, y que fueron asesinados, merecen una ayuda, tal como lo hacen los ganaderos.

* ¿Y cuál es el argumento de los bananeros para negarse?
Dicen aceptar crear ese fondo los convierte en victimarios, que ese es un problema de los paramilitares y del Estado. Pero nosotros no les estamos diciendo que ellos son los responsables de esas muertes; les estamos diciendo que los compañeros asesinados no trabajaban con el Estado ni con los paramilitares, sino que eran obreros bananeros. Por eso es justo que ellos ayuden a esas familias desprotegidas que hay en Urabá. Volver a Inicio >

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...